Marketing Político emocional 2018 - GIDEAS BLOG
Digital Eventos

Marketing Político emocional 2018

El Marketing Político ha tenido una transformación considerable debido al crecimiento por la parte digital, es decir, a la utilización del internet y de la redes sociales como medios de comunicación. Esta transformación se ve reflejada en optar por estrategias en las cuales además de colocar espectaculares, realizar volanteos o generar activaciones, han dado un giro y hecho una relación con el trabajo que realizan los influencers.

Este crecimiento da cabida a introducir también en el ámbito digital el Marketing Político emocional, que como define Forbes, “… es el uso generalizado de diferentes herramientas y recursos de comunicación estratégica que influyen sobre las percepciones emocionales de los electores para que establezcan una conexión con un candidato y adopten una idea, una propuesta o una posición política.”

Uno de los canales por lo cuales se puede llevar a cabo son las redes sociales, donde se puede determinar con mayor precisión los modelos, formatos y canales más efectivos para establecer programas de comunicación y estrategias de campaña. De igual forma, al dado el amplio espectro de sitios, tráfico, necesidades, consumo, direccionamiento y frecuencia; a través de las redes sociales las posibilidades para ganar votos son todavía mucho mayores.

Las redes facilitan el acceso a estadísticas clave para medir el impacto, tendencias, efectividad, secuela y alineamiento de todo lo que se produce en materia de propaganda, inteligencia del mercado electoral y el desempeño de las campañas y los candidatos. A través de este amplio espacio, es posible profundizar y conocer el estado de ánimo, sensibilidad, percepción e identidades de los electores. Por medio de la utilización de noticias, memes, caricaturas, videos, fotos, comentarios, es posible poner en acción a los usuarios y activarlos, motivarlos, invitarlos a participar, contagiarlos y provocarlos, aunque por otro lado, se puede lograr lo contrario y hostigar, acosar, contrapuntear y responder ante crisis, informar, difundir, presentar propuestas y acceder a nuevos segmentos de población.

Las redes sociales ofrecen terreno fértil y los “malos” o indeseables gobernantes aportan el resto, es decir, sus fracasos, errores y aberraciones que en un punto se harán virales con toda clase de efectos visuales, sonoros y accesibles para todas las audiencias, globalmente y en tiempo real.

Basar las estrategias dentro de un Marketing Político emocional en el sentir humano es sencillo debido a que se radica en las respuestas de nuestra naturaleza humana, las cuales conocemos porque es lo que somos.